Adoro los collares.

Recuerdo la primera vez que encontré un cesto gigante repleto de ellos en la habitación de mi abuela mallorquina, tendría unos 5 años, fui tan feliz.

Alguno me llegaba hasta las rodillas, ¡eran maravillosos! y si, en ese preciso instante supe que formarían parte de mi vida para siempre.

Así ha sido.

                                                    intenta recuperar ese instante, esa explosión de colores, de materiales, de sonidos, intenta revivir la sorpresa, la ilusión, la euforia de ese descubrimiento que marcaría , sin todavía saberlo, mi futuro profesional.

En esta nueva colección vas a descubrir arraigo Mediterráneo, pinceladas naïf, el sosiego de mi madurez. Tienen  esfuerzo, dedicación y todo, absolutamente, todo mi cariño.

Ahora es tu turno, te toca a ti, espero que los disfrutes tanto como yo.

coris julis

© 2019 CORIS JULIS www.corisjulis.online

  • Black Instagram Icon
  • Black Facebook Icon